Pato al agua

Pobre niño, él que iva tan feliz con su flotador a darse un chapuzón en la piscina, es que nadie le ha dicho que hasta que no entre en el agua no hace falta que cierre los ojos, ja,ja,ja,ja…

Menudo osión que se pega el pobre chiquillo.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: